200 voti-es

200 voti

 

M’innamuravu i tia 200 voti

Ancora prima r’incuntrariti

’Un vogghiu niente e sacciu tutti cosi

P’u munnu minni vaiu r’accussì

 

M’innamuravu già 200 voti

Però iu ti incuntravu sulu mienza

I notti m’assicuti ‘nsuonni ‘nsuonni

Mi votu e mi rivotu

A tiesta l’haiu a tia

 

E t’insuonnu puru uora

L’occhi apierti, u cuor’i fuora

Fuora o piettu, supra u liettu

O latu a mia ccà nun c’è nuddu

E t’insuonnu accussì biedda

Ca mi lassi mortu ‘ntierra

Una, rui, 200 voti

Oramai ‘un li cuntu cchiù

 

M’innamuravu n’atri 100 voti

200 vite nun m’abbastanu

Minni vulieva iri, ora ch’è fari?

Iu vitti un atru munnu in funnu all’occhi tua

 

Er u viru puru ora

L’occhi piersi, bossa nova

Cu s’ammazza, cu si spinci

Mentre u paraddisu strinci

E ti viru accussì biedda

Ca mi lassi mortu ntierra

Una, rui, 200 voti

Oramai ‘un li cuntu cchiù

 

E nun criru ormai cchiù a nienti

Iu mi scantu, nun lu sienti?

Niesciu sulu a tutti l’ura

L’occhi sbirri, u cuori anura

Ma picchì si accussì biedda

Ca mi lassi mortu ntierra

Una, rui, 200 voti

Oramai ‘un mi susu cchiù

200 voti

 

Me enamoré de ti 200 veces

Antes incluso de conocerte

No quiero nada y lo sé todo

Voy así por el mundo

 

Me enamoré de ti 200 veces

Pero solo te conocí media

Por la noche me sigues de sueño en sueño

Me vuelvo y me revuelvo

En mi cabeza solo estás tú

 

Y también ahora te sueño

Los ojos abiertos, el corazón fuera

Fuera del pecho, encima de la cama

No hay nadie junto a mí aquí

Y te sueño tan hermosa

Que me dejas muerto en el suelo

Una, dos, doscientas veces

Ya no las cuento

 

Me enamoré cien veces más

200 vidas no son suficientes

Me quería ir, ¿qué hago ahora?

Vi un mundo distinto en el fondo de tus ojos

 

Y también lo veo ahora

Los ojos fatigados, bossa nova

Algunos se matan, otros se empujan

Mientras el paraíso se estrecha

Y te veo tan hermosa

Que me dejas muerto en el suelo

Una, dos, doscientas veces

Ya no las cuento

 

Y ya no creo en nada

Tengo miedo, ¿no lo notas?

Salgo solo a todas horas

Los ojos traidores, el corazón desnudo

Pero, ¿por qué eres tan hermosa

Que me dejas muerto en el suelo?

Una, dos, doscientas veces

Ya no me levanto